BY THE EYES OF: Napoleón Habeica

12080361_1014354928617164_1252735517786723640_o.jpg

Texto por: Daniel Zepeda

Reconocido por su particular estilo fotográfico, el cual podríamos traducir como una narrativa de la intimidad y sensualidad de las mujeres que captura en escenarios temporales. Crítico y cautivo, Napoleón Habeica, es uno de los fotógrafos más influyentes de las generaciones jóvenes. Gracias a su apreciación a la cultura contemporánea ha logrado desempeñar un papel importante en la escena de la fotografía mexicana.

Su talento lo ha llevado a retratar a grandes personalidades, entre ellas Robert Smith, Lykke Li, Alison Mosshart, Daniel Johnston, The Horrors, Nick Cave, Chloë Sevigny, M.I.A., Sky Ferreira, entre otros. Así como dirigir vídeos musicales increíbles, que nos cautivan con su paleta de colores, como los de Petite Meller.  De igual manera su distinguible talento y estética le ha permitido trabajar con grandes clientes como American Apparel, Baby Baby Baby, MTV, Nike, Sony, Vice, Diesel, Elle, Fade, por mencionar algunos.

Como todo creador, Habeica es inspirado por la visión de otros, ya que dentro de sus grandes influencias se encuentra el cine, el arte y la pornografía. Pero sus más grandes tesoros visuales son Twin Peaks por David Lynch, Biltis por David Hamilton, Pink Flamingos por John Waters, Vampiros Lesbos por Jess Franco, Pee-Wee Big Adventure por Tim Burton, La Bete por Walerian Borowczyk, Possession por Andrzej Zulawski y Nekromatik por Manfred O. Jelinski.

 

12661910_1071120146273975_57900738706534587_n.png
1464667_712349098817750_2454055_n.jpg
73974_142542835798382_3715771_n.jpg
1484234_669888896397104_1202277091_n.jpg
47270_123638807688785_1593776_n.jpg
1017157_833550863364239_722106337835381494_n.jpg
WCVP1es.jpg

Es ineludible los elementos visuales característicos de Habeica, como es el lenguaje corporal que contiene cada de sus fotografías, así como el uso de objetos y la arquitectura que misma le brinda el entorno donde se capturan dichos ideales estéticos. Este estilo único se ha convertido en el sello del mismo fotógrafo, pues los códigos visuales nos remiten a atmósferas de sensualidad minimalista que te llevan a pensar en un único nombre: Napoléon Habeica.