CUERPOS SIN TABÚES

Por Daniel Zepeda

Si se pudiera describir a Ren Hang en dos conceptos estos serían desafiante y visionario, pues logró crear los más honestos de los retratos sobre la existencia humana, con una atípica esencia de rebeldía, que retaban los estigmas de la sociedad china, covirtiéndolo así, a la par de Ai Weiwei, en el máximo representante de la lucha por la libertad creativa en China. 

Sin embargo, para Hang, sus fotografías no contenían himnos de contracorriente política o un discurso contra los tabúes sociales, como muchos las describían, sino que a través de ellas buscaba captar la belleza y vulnerabilidad humana sin apegarse a su contexto cultural y político. De tal forma, su percepción estética le permitió crear una visión desafiante, la cual era impulsada por los límites de su propia expresión –ligada a los arquetipos corporales de su país de origen– sin maquillarla o manipularla, presentándola de manera pura o natural como él mismo mencionaba cada vez que calificaban a su trabajo como inapropiado. 

Hang nació en el año de 1987 en la ciudad de Changchun, en el norte de China, y estudió publicidad en la Universidad de la Comunicación de China en Beijing. Sin interés de ligar su pasión con su carrera, incursionó en la fotografía como una manera de escape de la monotonía escolar, utilizando como objeto de estudio visual a sus amigos cercanos y a modelos que, bajo entrevista, le otorgaban su confianza. El resultado que obtenía, con ciertas libertades y una Minolta, era una proyección inconsciente de la identidad queer china, en un lugar donde cualquier declaración explícita de orientación homosexual era encasillada en un imaginario pornográfico.   

 

A partir del 2008 su evolución visual maduró, yendo de simples tomas de desnudos individuales a composiciones complejas que involucraban a pequeños grupos de personas interactuando con objetos misceláneos. Su obra comenzó a girar en torno a temas de yuxtaposición sobre el erotismo, el sexo y la perdición dentro de ellos, evocando fantasías fuera de todo cliché sin el afán de despertar el deseo sexual de sus espectadores. 

 

Ren Hang perteneció a una nueva generación de jóvenes fotógrafos subversivos en China, dispuestos a sobrepasar las limitaciones y preconcepciones sociales. Apreciar su trayecto visual fue un deleite para muchos, deleite que el 24 de febrero cesó permanentemente. Hasta luego, Ren Hang.

1987 - 2017 

http://www.renhang.org