TAKE THAT BODY TO THE DANCE FLOOR

Fotografías cortesía de Gucci.

Fotografías cortesía de Gucci.

Por Mónica Morales

Desde que Alessando Michele tomó el mando de la Maison italiana, el carácter jovial que ha definido su trabajo dentro de Gucci logra una metamorfosis en cada uno de los proyectos que presenta, temporada tras temporada. Ahora, bajo ese mismo motor, nos presenta la campaña de la colección Prefall 2017 titulada «Soul Scene», la cual tiene su génesis en la exploración del concepto de masculinidad y de la figura del dandy.

Las prendas que conforman la colección, tiene con una primacía hacia las siluetas de ropa deportiva, pero no abandonan la cromática brillante y saturada, los brocados laboriosos y la vibra nostálgica como constantes distintivas de la dirección creativa. Estas piezas son el elemento clave, que plasmadas bajo la lente de Glen Luchford, ofrecen a los protagonistas de la campaña la chispa para así traer a la memoria los movimientos juveniles de los años 60s.

La inspiración detrás de «Soul Scene» proviene del Northern Soul, un estilo particular de la música soul americana, surgido en Inglaterra, cuya característica estaba en los sonidos fuertes y un tempo rápido que daban pie a bailes igual de enérgicos. Así como de los retratos de Malick Sidibé, fotógrafo maliense cuyo trabajo se caracterizó por sus estudios en blanco y negro de la cultura popular en su país.

El resultado es una entusiasta y divertida campaña que captura la libertad de expresión y la extravagancia que la música ofrecía a los hombres y mujeres en la década de los sesentas; una época donde las problemáticas del contexto político oprimían los demás ámbitos de la vida en sociedad y que no suena muy lejano a lo que nos enfrentamos hoy en día.