MILAN FASHION WEEK

 Fotografía de  Jessica De Maio para Hero magazine

Fotografía de  Jessica De Maio para Hero magazine

Por Mónica Morales y Daniel Zepeda

MARNI

La transición en la dirección creativa de Marni fue palpable en la revelación paulatina de cada uno de los looks de la colección menswear otoño-invierno. Francesco Risso, cuyo trabajo previo había sido bajo la tutela de Miuccia Prada, tomó como eje la declaración personal a través de la ropa, haciendo énfasis en el espacio en gris entre la experimentación juvenil y la consolidación madura de la autoexpresión. La colección menswear se cimenta en la historia de alguien muy ocupado, donde algunas de las prendas a penas se ven planchadas y los pantalones quedan muy sueltos. En el trabajo de Consuelo Castignoli había un predominio de las piezas de sastrería; Risso retoma discretamente la esencia chic de su antecesora, y decide jugar con las texturas, especialmente en abrigos, con la intención de imponer una nueva mirada hacia el futuro de la marca. 

MSGM

Era la década de los noventas y David Lynch presentaba, al lado de Mark Frost, Twin Peaks, una serie de suspenso sobre la investigación alrededor del asesinato de una joven en un pueblo cuyo nombre da título a la serie. Dos décadas después Massimo Giorgetti retoma la cultura visual implantada por esta serie y la transforma a lo largo de 45 looks, donde el diseñador italiano además se da la oportunidad de explorar las piezas clave de un universitario americano. Los estampados, elementos clave del trabajo de MSGM, retoman las imágenes de bosques en los créditos iniciales de la serie para crear con ellas composiciones que se replican en vestidos y suéteres. El cuidado de los detalles para rendir honor al trabajo de Lynch fue tal, que la pasarela retomaba la alfombra con líneas en blanco y negro del Red Room de la serie. 

DAMIR DOMA

Como una compilación de recuerdos conceptuales más allá de un juego andrógino entre el ideal imaginario y las proporciones en las siluetas, Damir Doma apuesta por la resultante de la interacción de contrastes entre textura y color, enriqueciendo el volumen y forma de cada una de las piezas de su más reciente colección. 

En ella establece una línea de siluetas rectas con movimientos pesados, orquestadas bajo una predominante paleta monocromática que expone una insinuación de un género afligido –ni concreto ni preciso– de materiales en puntos contrapuestos, como son los ásperos y los suaves, que son refinados con elementos sedosos predispuestos como acentos catalizadores de esa contrariedad. Es una colección que indudablemente se puede resumir como un todo acerca de la textura y el volumen, un ejercicio de la yuxtaposición del sentido militarista con la casualidad de la espontaneidad creando un himno al nuevo utilitarismo del ser contemporáneo.

SUNNEI

Loris Messina y Simone Rizzo quieren mostrar una imagen más relajada y joven de lo Hecho en Italia. Esta segunda colección de Sunnei es un claro ejemplo de cómo replantear los básicos, entendiendo la importancia de la construcción –herencia italiana-, sin necesidad de intelectualizar de más en el proceso. En un momento en que la mayoría de las casas de moda se suman a la muestra estrepitosa de un ideal rebelde, Sunnei opta por la quietud de los colores verde olivo, azul, beige y de los cortes con un ajuste relajado. Y aun en un ambiente de calma, el relato tras la colección se inspira en la idea de un joven que escapa de su casa a través de la ventana para hacerse camino a una fiesta. 

PALM ANGELS

Para esta presentación Ragazzini juega con la idea de la juventud americana partiendo de contarse a sí mismo la historia de un joven graduado de una universidad en Nueva York que encuentra trabajo en un banco y eventualmente lo pierde. Las prendas muestran el inconformismo y rebeldía propios del retrato narrado, a través de las prendas despreocupadas. El corte recto de los pantalones que se origina en la cintura con cinturones gruesos, la holgura de las playeras así como el largo de las sudaderas y chamarras traen a la memoria la década de los noventas. Palm Angels no es una propuesta más dentro del panorama del streetwear; Francesco Ragazzini partede la observación de la cultura de skateboarding en Los Ángeles.