César Brodermann, un mexicano del que poco se sabe

por Xavier Tapia

En México, la falta de oportunidades y el bajo impulso cultural crean una barrera para poder ser reconocidos dentro de la escena artística nacional. Es importante comenzar a impulsarla, reconocerla y difundirla. Es un deber que como mexicanos debemos crear para lograr que más artistas de la escena independiente, se sumen a la ola de artistas mexicanos con fuerte potencial y reconocimiento.

Cesar Brodermann es originario de la Ciudad de México. Es un artista multidisciplinario, bailarín de danza contemporánea, fotógrafo y director artístico. Debido a su talento y a su disciplina, ha encontrado múltiples oportunidades para hacerse notar en el mundo. Actualmente realiza una estancia en Tel Aviv, junto con la compañía de baile ‘Batsheva Dance’. Durante su corta carrera, ha trabajado con Igal Perry, Milton Myers, Cindy Salgado (Kidd Pivot) en Peridance Capezio Center, y con Fernando Melo en The Göteborg Opera.


Brodermann ha pertenecido a distintas compañías en su trayecto, como ‘Gallim Dance’ en Nueva York, con la que pudo presentarse en el Metropolitan Museum of Art en Nueva York, en la Universidad de Indiana y en South Dade Cultural Arts Center en Miami. Además de pertenecer a distintas compañias, Brodermann ha llevado sus conocimientos a países de América como: Costa Rica, México y en Estados Unidos en la Universidad de las Artes de Filadelfia, la Escuela de Artes Creativas y Escénicas de Nueva York y DOMO en la Ciudad de México.

 Colaboración con ‘the skinny type’

Colaboración con ‘the skinny type’

 Colaboración con ‘the skinny type’

Colaboración con ‘the skinny type’

Como fotógrafo ha presentado su trabajo en distintas revistas en Europa y Estados Unidos, con la colaboración de más artistas internacionales, en King Kong Magazine, Out Magazine y Mode in Motion, explorando distintas perspectivas del arte contemporáneo, dentro de la escena LGBT+.


Como director, su primer short film titulado ‘Are you holding me, or am I holding myself?’ realizado en 2017, fue presentado nacional e internacionalmente en países como Estados Unidos, Canadá, Escocia, y Europa, siendo parte del Festival de Cannes.  




En este shortfilm, Brodermann busca encontrar una conexión entre la mente y el cuerpo, y los pensamientos y acciones, creando una atmósfera entre la realidad y la ficción, a través de los sentimientos del individuo, encontrando una forma de transmitir y recordar su infancia con los elementos presentados en el shortfilm.




En su página, puedes encontrar su trabajo completo como fotógrafo, bailarín y director artistico: https://www.cesarbrodermann.com/