HBA Fall/Winter 2016, la reinvención del peregrinaje

Sin-título-1-1.jpg

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Por: Alberto Rebelo

YNOT[/vc_column_text][vc_column_text]

Shayne Oliver está creando un propio espíritu de reinvención y estructura en la moda, centrado en sus propuestas en cada colección, cargadas de una sutil protesta y mofa de ciertos paradigmas a nivel global. Ya no sorprende y no es nuevo, que juegue con normas de género, e ideas preconcebidas de lo que es el lujo y la moda en sí, pero sí lo hace con la manera en la que en cada colección resuelve la situación.

Los límites de Shayne se centran solo en el infinito, ampliando los alcances de su propuesta en cada uno de sus shows, y para el reciente, presentado en la Semana de la Moda en Nueva York, Shayne optó por una colección titulada 'Pilgrimage', peregrinaje, que hace honor a la práctica abstrayendo distintas formas de concebir el término. Viajes, recorridos, excursiones; una pasarela. Modelos con artículos que se utilizan en una excursión, como las botas, los impermeables y los abrigos utilizados por la inclemencia del tiempo, así como prendas que bien parecen una valija con etiquetas convirtiéndose en ropa.

YNOT

[/vc_column_text][vc_gallery interval="3" images="1939,1940,1941,1942,1943,1944,1945,1946,1947,1948,1949,1950,1951,1952,1953,1954,1955,1956,1957,1958,1959,1960,1961,1962,1963" img_size="full"][vc_column_text]

Algo relevante, y habrá que estudiar qué tan fuera de lugar, fueron las botas de charol rojo con tacón de aguja, tanto hombres como mujeres las vistieron en la pasarela, retomando la crítica a los roles de género que Oliver maneja siempre en su repertorio. En palabras del director creativo de HBA, jugar con la idea de lujo y el tratamiento de la piel fueron premisas importantes en la construcción de esta colección.  Nos gusta creer que el progreso en la moda se encuentra en manos como la de él.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Destacadosynotmag