la cruda realidad en World Press Photo

por Xavier Tapia

World Press Photo es un reflejo directo y sin censura, sobre las imágenes a las que nos enfrentamos en la actualidad. Pero más allá de ser una referencia sobre los desafíos o noticias más impactantes del último año, muestran historias inesperadas y crudas, que traen consigo una fuerte crítica social y cultural, buscando crear conciencia de hacia dónde estamos dirigiendo el mundo y cómo explorar comunidades desconocidas para nuestros ojos.

La plataforma nació en Holanda, en 1955, cuando un grupo de fotógrafos buscaba mostrar su trabajo a un público más amplio. Con los años, se ha convertido en la exposición de fotoperiodismo más importante a nivel mundial, entregando  reconocimientos a múltiples fotógrafos que en conjunto crean una gran exposición con decenas de proyectos, que viaja a 45 países y tiene una audiencia mayor a 4 millones de personas, que se reúnen para conocer a los premiados cada año.

Este 2018, son expuestas las fotografías premiadas en distintas categorías y escogimos algunas que consideramos tienen un significado trascendental en la actualidad.

 

Luca Locatelli

LOCATELLI 1.jpg

Para documentar la elevada producción de alimentos en Holanda, Locatelli registra con esta serie, distintos paisajes y actividades que tiene dentro de los invernaderos tecnológicos.  Con colores intensos y paisajes simétricos, retrata las innovadoras instalaciones que desarrollaron los científicos e investigadores para optimizar la exportación de los alimentos y conseguir ser el segundo país con mayor actividad en la producción de ésto
 

Adam Ferguson

FERGUSON 2.jpg
FERGUSON 1.jpg

Ferguson, retrata una de la series más significativas, crueles y desgarradoras de la edición de este año. Ganando con ella el premio de primer lugar en la categoría de ‘Personas’. En los retratos, exhibe de manera anónima, sin mostrar sus identidades, a un grupo de niñas que fueron secuestradas, en Nigeria, por Boko Haram -un grupo terrorista islámico-, por quienes fueron amarradas a explosivos y obligadas a denotar en zonas estratégicas pero lograron huir y ser rescatadas como pocas personas logran hacerlo.

Anna Boyiazis

BOYIAZIS 1.jpg
BOYIAZIS 2.jpg

En estas fotografías, en la playa de Muyuni, en Zanzíbar, Anna retrata a las estudiantes de la escuela primaria, en sus clases de natación y de rescate acuático. Las estudiantes viven bajo un régimen opresor de la cultura islámica, donde están prohibidos los trajes de baño con poca ropa, por lo que  utilizan trajes de baño completos, sin desafiar sus creencias culturales o religiosas, dándole un fuerte significado a esta serie de la fotógrafa estadounidense.

Visita la exposición de World Press Photo en Museo Franz Mayer, hasta el 23 de septiembre.